Xian en Tren

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. Chus Pena dice:

    Tienes razón, el tren se ve muy límpio, eso anima para cuando pueda yo hacer un viaje semejante, pero creo que todavía no estoy preparada. Siempre me ha atraído mucho la cultura de China, he leído bastante y supongo que el siguiente paso sería visitárla y si puede ser con una guía experta como tú. Intentaré contratarte. Gracias por compartir tus experiencias.

  2. carmenclerigues dice:

    Gracias por tu comentario Chus, me alegra mucho que el artículo te haya animado a viajar en tren, porque además se que lo vais a disfrutar un montón. Si te atrae China, en cuanto puedas anímate, todo es proponérselo. Recuerda que en realidad este viaje iba a ser a Jordania, pero las cosas a veces vienen de forma distinta, y no hay que preparar demasiado, simplemente HACERLO! Una vez allí, o donde sea, no hay marcha atrás y te adaptas sí o sí.
    Sería un placer acompañarte, no tienes que contratarme 🙂 Besos

  3. Jane Eire dice:

    Carmen, querida has descrito tan bien ese viajes nocturno en tren, que has aumentado las ganas que tengo de hace mucho tiémpo de hacer un trayecto largo en ese medio de transporte, me he sentido contigo en esa experiencia y como conozco bastante de oidas las famosas siestas chinas, aqui se siento, aquí me duermo, me he acordado de alguien cercano que viaja bastante a China y que a adoptado el sistema, en cuanto le dá el bajón, donde sea, se deja caer, hace una siesta de díez minutos y asombrosamente recarga sus energías y vuelve a la marcha. Y asombrosamente me ha sorprendido gratamente el aspecto pulcro del tren, su cama "blanda", su tele………..y yo que te creía traqueteada en un tren abarrotado de gente con los bancos duros de madera, cayendote de sueño y con una vecina cargada de una cesta llena de pollos……El próximo viaje cuenta conmigo, ya lo sabes. 😉 Besitos caraguapa.

    • carmenclerigues dice:

      Hola Jane

      me alegra que te haya gustado el artículo, el tren también te gustaría. En realidad esperábamos el tren cutre y con las gallinas, por eso aun nos gustó más encontrarlo tan limpio y cómodo.
      Cuento contigo, con Chus… ya vamos haciendo piña
      Un Abrazo grande!

  1. 17 mayo, 2011

    […] a Xian en tren, y tras dejar las bolsas en el hotel (en mi caso, seguía sin equipaje) fuimos a ver el ejército […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *